LA FAMILIA DE JOSÉ VA A EGIPTO

Estudio 20

 

Texto:  Génesis 42, 43, 44, 45, 46, 47, 50

 

Temas:  Dios tiene un plan para su pueblo; Dios lo sabe todo; Dios cumple lo que dice

 

La familia de José va a Egipto                                            Génesis 42, 43, 44, 45, 46, 47, 50

 

            Cuando Jacob supo que en Egipto había trigo, les dijo a sus hijos:  “¿Qué hacen ahí, mirandose unos a otros?  Me han dicho que en Egipto hay trigo.  Vayan allá y compren trigo para nosotros, para que podamos seguir viviendo.”  Entonces diez de los hermanos de José fueron a Egipto a comprar trigo; pero Jacob no dejó ir a Benjamín, el hermano de José, porque pensó que podría pasarle algo malo.

 José era el gobernador en Egipto, y el que vendía trigo a la gente que llegaba de todas partes.  Cuando sus hermanos se presentaron ante él, se inclinaron hasta tocar el suelo con la frente.  José reconoció a sus hermanos en cuanto los vio; pero hizo como no los conocía, y les preguntó en forma brusca:  --¡Ustedes!, ¿De dónde vienen?

-- Venimos de Canaán, a comprar trigo—contestaron ellos. 

Aunque José reconoció a sus hermanos, ellos no lo reconcocieron a él.  Entonces, José les dijo:  --Ustedes son espías.  Solo vienen a ver cuáles son los puntos débiles del país.  --¡No, señor! –contestaron ellos--.  Nosotros somos sus servidores hemos venido a comprar trigo.  Nunca hemos sido espías.  Somos doce hermanos, hijos del mismo padre, y vivimos en Canaán.  Nuestro hermano menor se ha quedado con nuestro padre, y el otro ya no está con nosotros.

            José los tuvo presos a todos ellos durante tres días, pero al tercer día, les dijo:  --Yo tengo temor de Dios.  Hagan esto y se les perdonará la vida:  si son de veras honrados, dejen en la cárcel a uno de sus hermanos, y los demás vayan y lleven trigo para que coman sus familias.  Tráiganme luego a su hermano menor, y veremos si han dicho la verdad. --

            José apartó a Simeón y, a la vista de ellos, hizo que lo ataran.  Después ordenó que les llenaran de trigo sus costales, que le devolvieran a cada uno su dinero, poniéndolo dentro de cada costal, y que les dieran comida para el camino.  Así se hizo.  Entonces, los hermanos de José se fueron de allí.

Cuando llegaron al lugar donde iban a pasar la noche, uno de ellos abrió su costal y vio que su dinero estaba allí.  Todos ellos se asustaron mucho.  Temblaban de miedo.   Cuando llegaron a Canaán, le contaron a su padre Jacob todo lo que les había pasado.   Entonces Jacob les dijo: --Ustedes me están dejando sin hijos.  José ya no está con nosotros, Simeón tampoco, ¡y ahora me van a quitar a Benjamin!  Mi hijo no irá con ustedes.  Si le pasa algo malo en el viaje que van a hacer, ustedes tendrán la culpa de que este viejo se muera de tristeza.                                                                                    

El hambre aumentaba en el país, así que cuando Jacob y sus hijos se comieron lo que les quedaba del trigo que habían llevado de Egipto, Jacob les dijo:  --Vayan otra vez y compren un poco de trigo para nosotros.  Pero, ellos le dijeron que no sería posible sin llevar a Benjamin. 

Entonces, su padre les contestó:  Puesto que no hay otro remedio, hagan esto:  lleven en sus costales un regalo y también el doble del dinero, y entreguen personalmente el dinero que les devolvieron. 

Entonces, los hijos de Jacob así se fueron a Egipto.  Cuando llegaron ante José,  y José vio que Benjamín estaba con ellos, le dijo al mayordomo de su casa:  --Lleva a estos hombres a mi casa, porque ellos comerán conmigo hoy al mediodía.  Así hizo el mayordomo, pero ellos se asustaron porque les llevaban a la casa de José.  También, el mayordomo sacó a Simeón y lo llevó a donde estaban sus hermanos.

Cuando José llegó a la casa, ellos le dieron los regalos y se inclinaron hasta tocar el suelo con la frente.  José miró a su alrededor y vio a Benjamín, su hermano de padre y madre, y dijo:  --¿Es este su hermano menor, del cual me hablaron?  ¡Qué Dios te bendiga, hijo mío!

Al decir esto, José se sintió tan emocionado de ver a su hermano, que le dieron ganas de llorar.  Rápidamente entró en su cuarto, y allí se puso a llorar.  Cuando pudo contener el llanto, se lavó la cara y salió, y dijo:  ¡Sirvan ya la comida!  Los hermanos de José se sentaron cuando José así lo indicó, por orden de edad, del mayor al menor; y estaban muy sorprendidos y mirándose unos a otros.  José le dio de comer a Benjamín  mucho más que a los otros.  Ellos bebieron juntos y se pusieron muy alegres.

 Después de esto, José ordenó a su mayordomo:  -- Llena los costales de estos hombres con todo el trigo que puedan llevar, y pon el dinero de cada uno de ellos en la boca de su costal.  Pon también mi copa de plata en la boca del costal del hermano menor, junto, con el dinero que pagó por su trigo.  --

Al día siguiente salieron los hermanos.  Todavía no estaban muy lejos de la ciudad, cuando José le dijo al mayordomo que persigan a los hermanos y busquen la copa.  Encontrando la copa en el costal de Benjamin, todos regresaron a la casa de José y se les ofrecieron de esclavos por lo que había pasado. José dijo:  Solo aquel que tenía la copa será mi esclavo.  Los otros pueden regresar a la casa de su padre.  Judá se acercó a José y le dijo:  --Yo le ruego a usted que me permita quedarme como su esclavo en lugar del muchacho.  Porque ¿cómo voy a regresar junto a mi padre, si el muchacho no va conmigo?  No quiero ver el mal que sufiría mi padre. 

José no pudo contenerse delante de todos los que estaban a su servicio y gritó:  -- “¡Salgan todos de aquí! --  Así que ninguno de sus siervos estaba allí con José cuando él se dio a conocer a sus hermanos.  Entonces se puso a llorar y les dijo:  --Yo soy José. ¿Vive mi padre todavía?  -- Ellos estaban  tan asustados de estar delante de él, que no podían contestarle.  Pero José les dijo:  -- Yo soy su hermano José, el que ustedes vendieron a Egipto, pero, por favor, nos se aflijan ni se enojen con ustedes mismos por haberme vendido, pues Dios me mandó antes que a ustedes para salvar vidas y  que les queden descendientes sobre la tierra.  ¡Pronto, vayan a traer a mi padre! –

Por el palacio del faraón corrió la noticia de que los hermanos de José habían llegado, y el faraón se alegró y le dijo que traigan a la familia de José a vivir en Egipto.   Entonces, los hermanos de José salieron de Egipto y llegaron a Canaán, donde vivían su padre Jacob.  Cuando le contaron a Jacob que José vivía todavía, y que él era él que gobernaba en todo Egipto, no supo qué hacer o qué decir, pues no podía creer lo que le estaban diciendo.

Israel y todos los suyos, entonces, salieron por Egipto.  En el camino, Dios le habló en una visión, diciendo:  --Yo soy Dios, el Dios de tu padre.  No tengas miedo de ir a Egipto, porque allí haré de tus descendientes una gran nación.  Iré contigo a Egipto, y yo mismo sacaré de allí a tus descendientes.  Entonces, los israelitas se quedaron a vivir en Egipto, y allí llegaron a ser muy numerosos.

Pasaron los años y murió Jacob/Israel.  Entonces, los hermanos de José pensaron: --Tal vez José nos odia, y se va a vengar de todo el mal que le hicimos.  --   Ellos mandaron un mensaje a José pidiendo perdón por su maldad.  Mientras los mensajeros le daban este menasaje, José lloraba.  Entonces llegaron sus propios hermanos, se inclinaron delante de él, y le dijeron:  -- Somos tus esclavos. –

Pero José les contestó: -- No tengan miedo.  Yo no puedo ponerme en lugar de Dios.  Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios cambió ese mal en bien para hacer lo que hoy vemos:  para salvar la vida de mucha gente. --

José y la familia de su padre siguieron viviendo en Egipto.  Un día José les dijo a sus hermanos:  -- Me falta poco para morir, pero Dios vendrá a ayudarlos, y los sacará de este país para llevarlos a la tierra que les prometió a Abraham, Isaac y Jacob.  Después, murió José en Egipto.

Sí, así es. Esta es la historia que encontramos en la palabra de Dios.  Ahora, vamos a repasar la historia haciendo algunas preguntas.

 

Preguntas: 

 

1.  Cuando la familia de Jacob supo que en Egipto había trigo, ¿qué hicieron?  ---- Los

     hijos de Jacob, menos Benjamín, el menor, fueron a Egipto a comprar trigo

2.  ¿Por qué Jacob no dejó ir a Benjamín?  ---- Porque pensó que podría pasarle algo

     malo.

3.  ¿Recuerdan los sueños que José tuvo cuando el era un muchacho?  ¿Comó se están

     cumpliendo estos sueños en la vida de José ahora?  ----  Así como él soñó, ahora, en la

     presencia del gobernador del país, sus hermanos se están inclinando hasta tocar el

     suelo con la frente.  Como José les dijo hace muchos años, ellos están haciendole

     reverencia.

4.  Cuando José vio a sus hermanos, él los reconoció, pero ellos no lo reconocieron a él.

     ¿De qué cosa acusó José a sus hermanos?  ---- El les dijo que ellos eran espías.

5.  José los tuvo presos a todos ellos durante tres días.  ¿Por qué José les libró

     en el tercer día?  ---- José les dijo que él tenía temor de Dios.

6.  Entonces, ¿cuál era el plan que José les dio para ver si ellos de veras eran honrados y

     habían dicho la verdad sobre su padre y hermano en Canaán?  ---- José les dijo:

     Dejen en la cárcel a uno de sus hermanos, y los demás vayan a llevar trigo para que

     coman sus families.  Tráiganme luego a su hermano menor, y veremos si han dicho la

     verdad.

7.  ¿Los hermanos aceptaron este plan?  ---- Sí.  ¿Quién se quedó en la cárcel en Egipto? 

     ----  Simeón.

8.  ¿Qué ordenó José a sus siervos acerca de los costales de su hermanos?  ----  El ordenó

     que les llenaran de trigo sus costales, que le pusieran a cada uno su dinero a dentro de

     cada costal, y que les dieran comida para el camino.

9.  ¿Qué nos muestra esta acción de José?  ----  El tenía compasión por sus hermanos

     aunque él había hablado fuerte con ellos.

10.  ¿Cómo reacionó Jacob/Israel cuando él escuchó la noticia que sus hijos llevaron de

       José?  ----  Jacob les dijo: -- Ustedes me están dejando sin hijos.  José ya no está con

       nosotros, Simeón tampoco, ¡y ahora me van a quitar a Benjamin!  Mi hijo no irá con

       ustedes.  Si le pasa algo malo en el viaje que van a hacer, ustedes tendrán la culpa de

       que este viejo se muera de tristeza.  –

11.  Pasó el tiempo y la familia de Jacob ya había comido el trigo que habían llevado de

       Egipto.  Cuando Jacob mandó a sus hijos a regresar a Egipto para comprar más

       trigo, ¿cómo respondieron ellos?  ----  Ellos informaron a su padre que el viaje no

       valía la pena sin llevar a Benjamín, porque él jefe de Egipto les había dicho que no

       regresen sin su hermano menor.

12.  Al fin Jacob permitió que su hijo menor acompañe a sus hermanos para comprar

       más trigo.  Cuando ellos llegaron a Egipto, ¿qué sorpresa reciberion ellos? 

       ----  Ellos fueron invitado a almorzar en la casa de José.

13.  Llegando a su casa para almorzar con sus hermanos, ¿cómo reaccionó José cuando él

       miró a Benajamín, su hermano de padre y madre?  ----  José se sintió tan emocionado

       de ver a su hermano que le dieron ganas de llorar.  Rápidamente entró a su cuarto, y

       allí se puso a llorar.

14.  En el tiempo para servir la comida, ¿por qué los hermanos de José estaban muy

       sorprendidos?  ---- Los hermanos de José se sorprendieron cuando José los hizo

       sentar por orden de edad, del mayor al menor.

15.  Otra vez José ordenó a su mayordomo a llenar los costales de sus hermanos con todo

       el trigo que puedan llevar, y pon el dinero de cada uno de ellos en la boca de su

       costal.  Pero, ¿que otra cosa le ordenó a su mayordomo? ----  El

       ordenó que el mayordomo ponga también la copa de plata de José en la boca del

       costal del hermano menor, Benjamín.

16.  ¿Qué pasó cuando los hermanos de José estaban en el camino a Canaán?  ----  José

       mandó a un mayordomo para informar a sus hermanos que uno de ellos habia robado

       su copa de plata.  La copa fue encontrado en el costal de Benjamín.

17.  Entonces, los hermanos de José regresaron a Egipto, ofreciendose ser esclavos a

       José.  ¿Cómo contestó José?  El respondió que solo la persona que tenía la

       copa sería su esclavo.  Los demás podían regresar a su casa.

18.  De escuchar eso, ¿por qué Judá rogó a José misercordia por su hermano

       Benjamín?  ----  El sabía que su padre Jacob no podía aceptar la desaparición de su

       hijo menor y se podía morir de tresteza.

19.  Entonces, José no podía guardar su secreto más y él les dijo que él era su hermano.

       ¿Cómo reaccionaron sus hermanos?  ----  Ellos estaban tan asustados de estar delante

       de él, que no podían contestarle.

20.  ¿José tenía rencor o amargura hacia sus hermanos?  ---- No.

21.  ¿Qué les dijo Jose sobre todo lo que había pasado en su vida?  ----  El les dijo que

       Dios le mandó antes que a ellos para salvar vidas y para que les quedan

       descendientes sobre la tierra.

22.  ¿Cómo reaccionó el fararon cuando él escuchó que los hermanos de José habian

       llegado a Egipto?  El se alegró y dijo que traigan a la familia de José a vivir en

       Egipto.

23.  ¿Cuál era la confirmación que Jacob/Israel recibió de Dios en el camino a Egipto?

       ----  Dios le dijo que El era el Dios de su padre Isaac.  También, Dios le dijo:  -- No

       tengas miedo de ir a Egipto, porque allí haré de tus descendientes una gran nación.

       Iré contigo a Egipto, y yo mismo sacaré de allí a tus descendientes. –

24.  Entonces, Jacob y sus descendientes, ahora llamados los israelitas, se quedaron a

       vivir en Egipto, y allí llegaron a ser muy numerosos.  Pasaron los años y murió

       Jacob.  Con su muerte, ¿por qué los hermanos de José tenían miedo de José otra vez? 

       ----  Ellos pensaron que José les odiaba, y que se iba a vengar de todo el mal que le

       habian hecho.

25.  Entonces, ¿qué hicieron los hermanos de José?  ---- Ellos mandaron un mensaje a

       José pidiendo perdón.  También, ellos le visitaron, diciendo que ellos estaban listos

       para ser sus esclavos.

26.  ¿Cómo reaccionó José a sus hermanos?  ----  El lloró; él les perdonó, diciendo: --

       Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios cambió ese mal en bien para hacer lo que

       hoy vemos:  para salvar la vida de mucha gente. –

27.  ¿Dios tiene el poder para cambiar el mal en bien?  --- Sí.  Lo hizo en la vida de José.

28.  ¿Dios tiene el poder para cambiar el mal en bien en su vida?  Sí, si El quiere.

29.  ¿Qué nos enseña esta historia sobre la manera en que José trató a sus hermanos?

30.  ¿Qué nos enseña esta historia sobre Dios?

31.  Ahora, ¿quién puede relatar el estudio?

 

Esta historia se encuentra en el libro de Génesis en los capitulos 42, 43, 44, 45, 46, 47, y 50